La OMS publica por primera vez una guía sobre actividad física, sedentarismo e higiene del sueño en menores de 5 años

Imagen de la noticia

La Orgaización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado el pasado 24 de abril una guía en la que por primera vez se centra en aspectos clave de la salud infanto-juvenil como la actividad física, el sedentarismo y la higiene del sueño, dada la eviente relación entre estos aspectos y el desarrollo de obesidad y otros trastornos relacionados durante la edad adulta.

"La inactividad física se ha identificado como uno de los principales factores de riesgo en la mortalidad global y contribuye al incremento del sobrepeso y la obesidad", afirma el documento. Según los datos del organismo, 124 millones (casi un 20%) de niños y adolescentes de entre 5 y 19 años sufren obesidad en todo el mundo. Entre los menores de cinco, 41 millones tienen sobrepeso o son obesos, un 5,9% del total mundial. Se entiende que hay sobrepeso infantil cuando el índice de masa corporal (se calcula dividiendo el peso del niño en kilos entre la talla en metros al cuadrado) está por encima del percentil 85 de las tablas de la OMS, y que hay obesidad cuando este índice está por encima delpercentil 97.

En España, los datos disponibles más fiables son los del estudio Aladino de 2015, según los cuales un 23,2% de los niños entre 6 y 10 años tenían sobrepeso y un 18,1% obesidad, utilizando las curvas de crecimiento de la OMS. "Es una epidemia que afecta a niños cada vez más jóvenes, por eso es primordial empezar la prevención lo antes posible, tanto en buenos hábitos alimentarios como en actividad física", afirma Juana Willumsen, experta en obesidad infantil de la organización.

El Dr. Álvarez Pitti, pediatra de la Unidad contra la Obesidad y el Riesgo Cardiovascular del Hospital General de Valencia, investigador CIBERObn y miembro del Comité de Promoción de la Salud de la Asociación Española de Pediatría, valora en sus declaraciones realizadas en El País como "muy pertinentes" las directrices de la OMS para la primera infancia, ya que "la prevención se debe iniciar mucho antes de lo que hasta ahora se pensaba".

Álvarez Pitti detalla las enfermedades que se asocian a la obesidad, y que pueden aparecer incluso en niños: "Hay riesgo de que desarrollen resistencia a la insulina, que es un paso previo a la prediabetes y a la diabetes tipo 2. También pueden tener alto el colesterol malo y los triglicéridos, lo que favorece la artereoesclerosis y los infartos precoces (hacia los 40 años); o tener hipertensión, o hígado graso, que es la segunda causa de trasplante hepático en Europa; apneas de sueño, problemas osteoarticulares que generan dolor de espalda o en las piernas; problemas dermatológicos, crecimiento del pecho, incluso glandular, infección en los pliegues...".

Fuente: El País.

Puede descargar la guía completa de la OMS pinchando AQUÍ.

X

Usuarios profesionales

Identifícate para acceder a la información reservada

Secure Login

This login is SSL protected

Usuarios particulares

Te recomendamos que accedas a nuestra web "En Familia" donde encontrarás información específica para un público no profesional.
Muchas gracias

Loading