Entrar

Menú superior - Accesos

Gabinete de Prensa AEP. Planner Media

Ainhoa Fernández
afernandez@plannermedia.com
Tel: 687 71 82 50

Vanessa Barrio
vbarrio@plannermedia.com
Tel: 663 11 77 02

Nota de prensa del VI Congreso Nacional de la SEIP

Nota de prensa del VI Congreso Nacional de la SEIP

Imagen de la noticia

Más de 200 expertos se reúnen estos días en Bilbao en el VI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica

LAS INFECCIONES VÍRICAS CAUSAN AL AÑO UNA MEDIA DE SIETE PROCESOS RESPIRATORIOS POR CADA NIÑO MENOR DE 5 AÑOS

  • Las complicaciones más frecuentes son dolores de garganta, resfriados y gripe.

  • Por lo general, se trata de procesos leves que desaparecen en cuatro o diez días. Pese a que su riesgo vital es bajo, la tasa de morbilidad y los gastos sanitarios asociados a su atención son elevados.

  • Los expertos recomiendan la vacuna antigripal en pacientes pediátricos de riesgo y en el caso de lactantes menores de seis meses, la vacunación del entorno familiar.

  • En España, pese a que la cobertura vacunal supera el 90%, las enfermedades infecciosas siguen siendo, después de los accidentes, la segunda causa de morbilidad y mortalidad en niños.

Bilbao, 9 de marzo de 2012.- Las enfermedades víricas respiratorias afectan a cientos de miles de lactantes y niños pequeños cada invierno. De hecho, se estima que estas infecciones virales ocasionan entre seis y siete procesos víricos anuales de media en menores de 4 y 5 años, fundamentalmente durante el periodo invernal. Frente a otras enfermedades infecciosas y pese a su alta prevalencia, el riesgo vital para el niño es bajo. No obstante, la tasa de morbilidad infantil es muy elevada, así como los gastos sanitarios derivados de su atención y tratamiento. “Las complicaciones más comunes asociadas a la infección viral son dolores de garganta, resfriados y gripe. Por lo general, estas infecciones son leves y desaparecen entre cuatro y diez días, aunque en ocasiones las complicaciones pueden ser graves”, aclara el profesor Francisco Javier Arístegui, presidente del VI Congreso de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP), que estos días se celebra en Bilbao.

En España, pese a que la cobertura vacunal supera el 90%, las enfermedades infecciosas siguen siendo, después de los accidentes, la segunda causa de morbilidad y mortalidad en niños. Y a nivel mundial representan más de un 70% de los casi 11 millones de fallecimientos anuales en el mundo en niños menores de 5 años. “La vacunación es una de las estrategias preventivas más eficaces para evitar el contagio de determinadas enfermedades infecciosas para las que, en la actualidad, contamos con vacunas”, prosigue este experto en infectología pediátrica, quien, a su vez, señala entre otras garantías para la salud infantil, una dedicación cualificada de los pediatras, un buen estado nutricional, una adecuada educación sanitaria e higiénica y un estilo de vida saludable.

Pese a todo, aclara el profesor Arístegui, el nivel de salud infantil actual en nuestro país es muy alto: “los niños gozan en general de un estado de salud muy satisfactorio y eso es aplicable también a las enfermedades infecciosas”.

Gripe estacional

La gripe estacional es una infección vírica aguda ocasionada por un virus gripal que se transmite fácilmente de una persona a otra. Ésta se caracteriza por fiebre alta, tos (generalmente seca), dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, intenso malestar y abundante secreción nasal. El proceso gripal dura unos siete días, por lo general, sin graves complicaciones para el niño. No obstante, en los pacientes pediátricos de alto riesgo, la vacuna antigripal ejerce un efecto protector frente al virus causante de la gripe, evitando así posibles complicaciones añadidas a su delicado estado de salud.

En la actualidad, explica el profesor Arístegui, “la cobertura vacunal frente a la gripe estacional, es en general baja, no superando el 25-30% de vacunación en niños de alto riesgo”. Su administración sólo estaría recomendada en tres situaciones especiales, que se corresponden con 1) niños mayores de 6 meses y adolescentes con enfermedad respiratoria crónica, enfermedad cardiovascular y renal grave, malnutrición moderada o severa, en tratamiento oncológico y con síndrome de Down, entre otras enfermedades; 2) niños sanos mayores de 6 meses y adolescentes sanos que convivan con pacientes de riesgo y 3) adultos en contacto con niños y adolescentes pertenecientes a grupos de riesgo. En lo que respecta a este colectivo - prosigue el experto-, “es especialmente importante la vacunación del entorno familiar cuando existan lactantes menores de 6 meses de edad con factores de riesgo, ya que estos no pueden recibir la vacuna antigripal”. Asimismo -continúa-, "la recomendación de la vacunación antigripal también engloba a personal sanitario que trabaja con niños”.

*Para más información

Teresa Obregón / María García de Ceca

Tlfno: 91. 787.03.00/ 687.720.280/ 620.844.585

tobregon@plannermedia.com/ mgarciadececa@plannermedia.com


X

Usuarios profesionales

Identifícate para acceder a la información reservada

Secure Login

This login is SSL protected

Usuarios particulares

Te recomendamos que accedas a nuestra web "En Familia" donde encontrarás información específica para un público no profesional.
Muchas gracias

Loading