Nota de Prensa. XXIV Congreso de la SEMA. La mitad de las adolescentes en estado de gestación vuelven a quedarse embarazadas en menos de dos años

Imagen de la noticia

Pediatras especialistas se reúnen en el XXIV Congreso de la Sociedad Española de Medicina Adolescente (SEMA)

La mitad de las adolescentes en estado de gestación vuelven a quedarse embarazadas en menos de dos años.

  • Cerca de 700 adolescentes quedaron embarazadas en el primer semestre de 2017.
  • Diagnóstico tardío y parto prematuro, carencias en la salud de la madre gestante son algunas de las características más frecuentes durante el embarazo en la adolescencia.
  • Los expertos recuerdan que el pediatra es el profesional sanitario que debe encargarse de la atención médica del adolescente.

Madrid, 1 de marzo de 2018.- “La mitad de las adolescentes en estado de gestación vuelven a quedarse embarazadas en menos de dos años”, asegura el doctor Félix Notario, portavoz de la Sociedad Española de Medicina del Adolescente (SEMA), sociedad integrada en la Asociación Española de Pediatría (AEP) con motivo de la celebración de su XXIV Congreso que tendrá lugar en Sevilla los días 2 y 3 de marzo. Durante dicho encuentro los expertos pondrán nuevamente de manifiesto que los adolescentes deben ser tratados por los pediatras ya que por un lado, a este edad todavía no ha finalizado su desarrollo fisiológico y, por otro, tiene la complicidad médico-paciente que se ha fraguado con el menor y su familia lo que facilita el acompañamiento  durante este periodo de transición a su vida adulta.

Cerca de 700 adolescentes quedaron embarazadas en el primer semestre de 2017 en nuestro país, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La pertenencia a niveles socioeconómicos desfavorecidos, el bajo nivel cultural o la carencia de pareja estable son algunas características frecuentes entre las madres adolescentes que señalan los expertos.

El embarazo en estas jóvenes “entraña ciertos riesgos como el aumento de la frecuencia del parto pretérmino y el bajo peso en el recién nacido causados, generalmente, por la inmadurez del sistema reproductor de la madre adolescente”, afirma el doctor Notario, al tiempo que matiza que “la estrechez del canal de parto predispone a complicaciones traumáticas, riesgo de hemorragia e infecciones”. Además, añade, “el mal control de la gestación debido a un diagnóstico tardío tiene como consecuencia un cuidado deficiente de la salud de la madre gestante que tiende a aumentar las probabilidades de un parto prematuro”.

La edad en la que se produce el embarazo es otro factor a tener en cuenta a la hora de valorar el impacto psicológico en la madre. En opinión del doctor Notario, “una niña de 13 años o cercana a la pubertad dispone de una sexualidad influenciable por factores externos, mientras que una joven de 18 presenta una madurez fisiológica, psicológica y social muy distinta a la primera”. En los casos en los que la madre es menor de 15 años este experto ha destacado la necesidad de investigar la posible existencia de abusos sexuales intra y extra familiares, ofertando atención y protección institucional cuando sea necesario.

La llegada del hijo en los embarazos adolescentes produce, en la mitad de los casos, una situación inesperada y no deseable “en un momento en que la madre no está dispuesta ni puede aportar el cuidado necesario al bebé”, asegura este experto, una circunstancia que conlleva una dificultad añadida a lo que los expertos denominan “la crisis de la adolescencia”.

 

Equipos multidisciplinares

La adaptación y aceptación social, y el pronóstico laboral y económico de las madres adolescentes “no es bueno”, asegura este experto. “Conocer y considerar los cambios físicos y del desarrollo psicosocial de la adolescencia permiten comprender los riesgos a los que está expuesta la adolescente embarazada y brinda la oportunidad de poner en marcha programas para promover conductas saludables”, indica el doctor Notario.

Los expertos en Medicina del Adolescente coinciden en destacar que el protocolo de actuación ante una adolescente embarazada debe incluir a esta y su entorno, así como a un equipo de profesionales multidisciplinar que pueda ofrecer una asistencia integral. “El pediatra es el médico del adolescente con todas sus consecuencias, es quien médica y psicológicamente mejor puede conocer a la paciente y poner a su alcance todos los recursos institucionales que faciliten su decisiones y el progreso personal de las madres adolescente desde el primer momento del embarazo”, asegura.

Los pediatras de la SEMA abogan por la educación sexual desde la infancia como medida preventiva frente al embarazo adolescente. “Los jóvenes desarrollan y exploran su sexualidad sin tener conciencia de los riesgos y consecuencias de sus actividades. La prevención de los embarazos adolescentes pasa por un correcto uso de la comunicación y por una educación sexual completa y de calidad, en la que se normalicen y expliquen los comportamientos, actitudes y capacidades sexuales”, matiza el doctor Notario. 


XXIV Congreso

La celebración de estas jornadas, que reunirán a más 200 expertos para abordar las principales cuestiones médicas que afectan a esta etapa vital, tienen por objeto formar a los especialistas en los últimos avances en medicina de la adolescencia y dotarles de recursos para detectar y abordar con éxito los problemas específicos que los jóvenes puedan desarrollar a lo largo de este periodo.

Así, otros temas que tratarán los expertos durante este encuentro hacen referencia a la comorbilidad en adolescentes con Déficit por Atención e Hiperactividad (TDAH) o la disforia de género en menores. La conferencia de clausura la impartirá la doctora Pepa Horno, psicóloga y consultora independiente en infancia, afectividad y protección, y asesora técnica en diversas ONG como UNICEF o Save The Children, quien hablará de la importancia del amor y el desamor en la adolescencia.  En este sentido, el doctor Notario asegura que “nuestros adolescentes en ocasiones están sobreimplicados en el propósito de responder a las expectativas de un mundo hostil y muy complicado, intentado conseguir estar a la altura de los requerimientos sociales. Es fundamental educarnos en la alegría y no presionarlos en exceso”.

 

Sobre la AEP

La Asociación Española de Pediatría es una sociedad científica que representa a más de 11.000 pediatras que trabajan tanto en el ámbito hospitalario como de atención primaria. Está integrada por todas las sociedades científicas de pediatría regionales y las sociedades de pediatría de las distintas especialidades. El principal objetivo de la asociación es velar por la adecuada atención sanitaria, fomentar el desarrollo de la especialidad, tanto en sus aspectos asistenciales como en los docentes y de investigación, además de asesorar a todas aquellas instituciones competentes en asuntos que puedan afectar o afecten a la salud, desarrollo e integridad del niño y del adolescente.

X

Usuarios profesionales

Identifícate para acceder a la información reservada

Secure Login

This login is SSL protected

Usuarios particulares

Te recomendamos que accedas a nuestra web "En Familia" donde encontrarás información específica para un público no profesional.
Muchas gracias

Loading