Entrar

Menú superior - Accesos

Clínicas Pediátricas de Norteamérica: Fármacos que aumentan el rendimiento

Clínicas Pediátricas de Norteamérica: Fármacos que aumentan el rendimiento

Portada
Peter D. Rogers
Brian H. Hardin
Año de edición: 
2008
Editorial: 
Elservier-Masson

Cuando se escriben estas líneas está teniendo lugar la Jornada Inaugural de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. La atenta lectura de este ejemplar –tan oportunamente recibido- de la prestigiosa colección Clínicas Pediátricas de Norteamérica, nos ha hecho meditar sobre la inquietante realidad de la posible utilización por nuestros adolescentes de sustancias estimulantes del rendimiento físico. Este hecho lamentable ha tenido lugar –como es bien sabido- en conocidas pruebas de competición deportiva, con anterioridad a estos Juegos Olímpicos, emborronando el esfuerzo y preparación física de jóvenes atletas.

El ejemplar que comentamos parece especialmente elaborado para ser útil al pediatra y ayudarle a identificar al adolescente con riesgo de utilización de este tipo de sustancias en un afán desmedido de conseguir sus objetivos deportivos o, simplemente, mejorar su aspecto físico. No son sólo, pues, los atletas de “élite” los protagonistas de este grave problema. El adolescente es el otro gran candidato a experimentar con estas sustancias.
La responsabilidad del pediatra en la educación sanitaria del adolescente, haciéndole valorar los riesgos que para su salud física implica el consumo de fármacos como los esteroides androgénicos anabolizantes, entre otras sustancias, además de destruir su integridad ética –haciendo trampa-. Se le ofrecerá la posibilidad de conseguir sus objetivos de rendimiento y de aspecto físico de forma saludable, leal y alternativa. Son posibilidades, todas ellas, muy detalladamente contempladas en el libro que se comenta.

“Lo importante es participar”, afirmaba el Barón Pierre de Coubertin en 1896 al resucitar la celebración periódica –cada 4 años- de las Olimpiadas en Atenas. Actualmente “lo importante es ganar medallas” y cuantas más, mejor. Este explosivo afán de triunfo es admirable, pero, al mismo tiempo, puede ser caldo de cultivo de todo tipo de abusos. El posible mal ejemplo de algunos –pocos- atletas va a tener un efecto deletéreo sobre la conducta de –muchos- adolescentes.

Pues bien, el ejemplar de Clínicas Pediátricas de Norteamérica que con tanta atención vamos leyendo, pone al pediatra al día sobre cómo entrevistar al adolescente tratando de descubrir su posible utilización de fármacos o sustancias estimulantes del rendimiento físico, así como las consecuencias negativas del empleo de esteroides androgénicos anabolizantes, eritropoyetina, creatina, precursores de la testoterona, hormona del crecimiento y un capítulo final dedicado al “dopaje genético” –mediante manipulación del ADN- , último y gran desafío para agencias normativas y laboratorios de investigación en su indeclinable papel de mantener justos y éticos los acontecimientos deportivos.

Con el magnífico telón de fondo de Pekín 2008 recomendamos como de alto interés pediátrico la lectura de este número de Clínicas Pediátricas de Norteamérica, dirigido por los Drs. Peter D. Rogers, The Ohio State University College of Medicine; y Brian H. Hardin, University or Arkansas Medical School; y 24 expertos colaboradores.

Comentado por el Dr. Carlos Marina
Pediatra y Profesor de la Universidad Europea de Madrid

ISBN: 
977018615900705404

X